Venciendo en Cristo

¿PORQUE DEJARTE VENCER CUANDO PUEDES GANAR?


Ganar: no es darle a una persona que te ofende lo que se merece.

Ganar: no es rebajarte al mismo nivel de maldad y contestarle la ofensa a alguien.

Ganar es: no rebajarte a ti misma a lo que no eres, menos a la misma medida de maldad que los demás.

Porque es cierto que no todos somos iguales, y aquellos que hemos aceptado a Cristo, buscamos solo ser más como él. ¿Y como era Cristo cuando caminaba por este mundo? Créelo que era muy diferente a nosotros. Pero su deseo era enseñarnos con su ejemplo cómo debemos de ser si queremos agradar a Dios, y si queremos vencer. Porque también es cierto que Cristo venció sobre toda maldad.

1 Pedro 2:26 "quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente;"

Cristo sabía que Dios es un Dios de justicia. No hay nada oculto delante de él y cuando juzga, lo hace rectamente. Y créelo que Dios jamás tendrá por inocente al culpable. Por eso, déjaselo todo a Dios y cuando te maldigan, procura bendecir a esas personas, y si padeces, encomienda la causa a Dios y que mejor sea él el que obre en esa injusticia.  ¡Créelo que lo hará! Y aunque delante de los demás parezca que abras perdido, en realidad abras triunfado sobre la maldad, haciendo el bien.

Nahúm 1:3 Jehová es tardo para la ira y grande en poder, y no tendrá por inocente al culpable. Jehová marcha en la tempestad y el torbellino, y las nubes son el polvo de sus pies.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La Belleza del Corazón ❤️

Con Dios Todo Lo Puedo

La Belleza Interior